Maestro ceramista

Deja un comentario

Maestro ceramista.

Anuncios

A volar mi amor

Deja un comentario

03, Enero, 2013 

Terminé con los trámites a las 5:00 en punto, tenía 5 minutos extras para free shop y baño. Decidí evitar el free shop y pasar solo por el baño.

Ya en la cola de embarque conocí a una argentina que vive en Italia y que está viviendo en Europa desde 1988. Habla más de 5 idiomas. Antes de siquiera darme cuenta, ya le había contado sobre mi viaje. Me dijo que tiene 2 amigas coreanas; que son muy efusivas, nada que ver con las japonesas y las chinas, que son más frías, agregó. También confirmó mucho de lo que estuve leyendo sobre Corea y su cultura, sobre las presiones familiares y sociales, sobre las exigencias en la educación. La tasa de suicidio también es alta, tiró como para rematar la charla. Asentí con la cabeza y rápidamente pensé en cuanto más obsesiva de lo que soy ahora lograría convertirme.

Entre películas, lectura, comida y bebidas, el vuelo de 13 horas llegó a su fin. Unos minutos antes de arribar cambié el reloj a la hora local (4 horas de diferencia con Buenos Aires y 8 con Seúl). Y siendo las 12 del mediodía estaba pisando tierra alemana. Sabía que el aeropuerto de Frankfurt era uno de los mas grandes del mundo, asique estaba dispuesta a tener las antenas alertas para no meter la pata y perderme (como casi siempre sucede).  Por suerte tenía 6 horas para perderme y volverme a encontrar si fuera el caso.

Paseo por free shop, algunas compras, alguna prueba de perfumes y cremas, algún que otro café, pequeña siesta y lectura para amenguar las largas horas de espera.

Y a embarcar nuevamente. Esta vez hacía mi destino final, Seúl. A diferencia del otro vuelo, este estaba casi vacío, y a mi alrededor ya empecé a palpitar la energía asiática, es que la mayoría de los pasajeros tenían sus ojos rasgados, eran asiáticos, de eso no tenía dudas. Asumí que la mayoría serían coreanos, pero no sabía si entre ellos, también había chinos, japoneses, tailandeses, filipinos…. Cómo identificarlos??? En ese momento no pude y hoy todavía tampoco. Será que podré algún día?

Otras 10 horas de películas, lectura, comidas y bebidas. La fórmula se repetía, salvo que esta vez estaba más ansiosa, expectante, tal vez hasta un poco nerviosa….  El arribo en Seúl fue más intenso, este si era el aeropuerto más grande del mundo: INCHEON. Un mundo en un solo lugar. Primera vez que para recuperar mis maletas tenía que tomar un tren. Y después otro. Lo que me tranquilizó fue que todo parecía funcionar cronometradamente. Todo estaba perfectamente indicado, los carteles, las flechas… Tal vez no del todo amigable, pero caras sonrientes, uniformadas, dispuestas a brindar ayuda al paso.

Con maletas ya en mano, atravesé el control de inmigraciones, revisión de maletas, y ya estaba afuera!!! Fede esperándome sonriente. El momento había llegado. Me recibieron una chica coreana y un chofer. Ambos muy amables. Me atreví a decir “Beautiful day.  It is not that cold. Beautiful sunny day!!! Después de decirlo, la chica me aseguró que era el día más frío en 25 años. Estaban haciendo en ese momento -21 grados de sensación térmica. Y definitivamente pude confirmarlo más tarde cuando salimos a almorzar y no pude caminar más de 2 cuadras, cuando exigí escabullirnos en un café (cualquiera, no me importaba) ya que mi naríz estaba roja y sentía que se me desprendería de la cara si continuaba al aire libre. Necesitaba recuperarme tomando algo caliente. Imagen

01 de enero: El comienzo de todo?

Deja un comentario

Imposible afirmar que mi viaje comenzó el 1º de Enero de 2013 (fecha en que realmente volé), sin dudas, este viaje comenzó mucho antes. Probablemente, incluso antes de que Fede viajara (29 de Septiembre de 2012), ya que desde el primer minuto en que se confirmó la propuesta de trabajo, ya con contrato firmado y tickets aéreos emitidos, sabíamos que no había vuelta atrás.

Ya Fede en Seúl, la intensidad y el entusiasmo se fueron haciendo más evidentes. Más aún cuando llegó a su fin mi paso por Nuss (el querido hotel donde trabajé los últimos 3 años y medio). Era momento de poner el cuerpo y el alma a disposición de esta nueva aventura que nos alejaría de nuestra rutina cotidiana, de nuestros días tal como los conocíamos hasta entonces. No me animaba a definirla de ninguna otra forma más que de “nueva aventura”, ya que “nueva”, lo resumía todo.  Incluía desde “desconocida”, “ajena”, “lejana”, “buena o mala”, y todas las formas de aventura que pudieran entrar en mi cabeza y en mis pensamientos.

Entre trámites, visitas médicas, saludos, despedidas y más interminables y especiales despedidas, fueron pasando los días de este diciembre, que a diferencia de lo usual, me resultó extremadamente corto. Realmente lo disfruté!!! Fue un mes revancha que me permitió hacer cosas que normalmente no hago, me regaló un viaje a Bunge (mi casa), y encuentro con familia, (compartí con mis adorados sobrinos, con mi hermana Corina, a quien suelo ver realmente poco; con mis primos, con mi querida tía Marisa y por supuesto con mis padres), encuentro con amigos de la infancia (en especial con mi amiga Bea, con quien pasé la mayor parte de mis horas), reencuentro con algunos amigos perdidos, viejos vecinos a quienes visito menos de lo que me gustaría, visita obligada a mi preciada maestra de inglés, Serenita y su madre, largos paseos con mi perra Uma, asados, mates y más amigos.  Y entre todas esas actividades, llegó la navidad en familia (cosa que no suele suceder regularmente para mi, ya que las cuestiones laborales hacen que casi siempre me encuentren trabajando), y también llegó fin de año y el comienzo de uno nuevo. Y ello implicaba que el viaje estaba cada vez más cerca, a sólo unas horas, minutos, segundos….

Hello world!

1 comentario

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can always preview any post or edit it before you share it to the world.